Desaparece el «Fercho», sicario que usaron para encarcelar a Greg Sánchez en Quintana Roo

420 0

*Esconde toda una historia de la sucia política mexicana, la del encarcelamiento de Gregorio Sánchez Martínez presuntamente por línea del Felipe Calderón.

Agencias

04 de junio de 2020

La Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas del estado de Veracruz, dio a conocer la desaparición de Leonardo Vargas Alcántara, quien habría sido blanco de desaparición en una carretera cerca de Boca del Río el pasado 28 de mayo.

La desaparición ocurrió en el tramo carretero Paso del Toro-Boca del Río, cuando se encontraba en compañía de la joven Jimena Ruiz López, originaria de Loma Bonita, los dos viajaban en un vehículo particular que apareció abandonado.

Sin embargo, “Leonardo Vargas Alcántara” realmente se llama “Daniel Alberto Vargas Larrainza”, nombre que esconde toda una historia de la sucia política mexicana, la del encarcelamiento injusto de Gregorio Sánchez Martínez presuntamente por línea del Felipe Calderón, quien era el Presidente de la República.

En mayo del 2010, el testimonio de Daniel Alberto Vargas Larrainza, Alias Fercho, resultó fundamental para obtener orden de aprehensión contra Gregorio Sánchez Martínez, quien en ese entonces era candidato al gobierno de Quintana Roo por el PT, PRD y Convergencia, y contaba con amplias posibilidades de triunfo.

Esta historia comenzó cuando Daniel Alberto Vargas Larrainza fue detenido en Cancún, en febrero del 2010, por elementos del Ejército Mexicano, que lo ubicaron como segundo al mando del Cártel de Los Zetas para esa plaza, bajo el mando de Alejandro Salazar Rodríguez, alias El Tin.

Daniel Alberto Vargas Larrainza fue acusado de ser importante operador de la delincuencia organizada para el Cártel de Los Zetas en el caribe mexicano, y estar dedicado a la coordinación de secuestro, cobro de cuotas y desaparecer cadáveres de las víctimas de su célula criminal.

Con los dichos de Daniel Alberto Vargas Larrainza, y de otros, la Procuraduría General de la República solicitó la orden de aprehensión contra Greg Sánchez Martínez, quien era alcalde con licencia de Benito Juárez, y pidió licencia para contender en ese proceso electoral por el gobierno de Quintana Roo, pero resultó detenido por agentes federales el 25 de mayo, en el aeropuerto Internacional de Cancún.

En sus dichos contra el ex aspirante, según las notas que aún se encuentran en diarios de la región, allegados a Greg Sánchez Martínez habrían recibido beneficios económicos por parte de los grupos de la delincuencia que en esa ciudad representaba Daniel Alberto Vargas Larrainza, por lo cual implicaban a Greg Sánchez con diversos cárteles, entre ellos Los Zetas y Los Beltrán Leiva.

Sin embargo, al parecer todo se trató de un montaje político para estropear la carrera de Greg Sánchez, pues éste no pasó más que poco más se un año tras las rejas, y fue dejado en libertad al no haber más pruebas en su contra.

En su biografía “Injusticia Protegida”, editada en Publicaciones Proceso, Greg Sánchez Martínez acusa que su encarcelamiento se trató de un golpe bajo de quien entonces era Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, para sacarlo de la contienda.

Mientras Greg Sánchez Martínez demostró su inocencia al poco tiempo, fue hasta 2015 cuando Daniel Alberto Vargas Larrainza recupera la libertad.

Y cuando sale libre, deja su celda en un CEFERESO de Durango y se traslada al estado de Veracruz, donde dejó a Los Zetas para afiliarse al Cártel de Jalisco Nueva Generación, con operaciones en Coatzacoalcos, posteriormente en Playa Vicente, José Azueta y Loma Bonita.

Al momento de desaparecer, Daniel Alberto Vargas Larrainza o Leonardo Vargas Alcántara, aliasFercho o El Aquiles, era importante operador del Cártel de Los Piñas, quienes tomaron el control de Playa Vicente y la región tras la ejecución de Leonardo Hernández, alias El Brujo.

Información de inteligencia policial, indica que Daniel Alberto Vargas Larrainza o Leonardo Vargas Alcántara era uno de los más sanguinarios sicarios del grupo Los Piñas, y que era el encargado del secuestro, cobro de piso y extorsiones a ganaderos.

En febrero y marzo pasado, la SSP encontró dos fosas con infinidad de restos humanos, que no han sido exhumados en dos terrenos, de Playa Vicente, dentro de la operación especial lanzada en esa cabecera ante la desaparición de doce personas en el mes de enero de 2020, todas presuntamente a manos de los sicarios del grupo Los Piñas.

El nombre de Daniel Alberto Vargas comenzó a resonar esta semana tras la aparición de diversas lonas en la zona conurbada Veracruz – Boca del Río, en las cuales se acusaba a elementos de la Policía veracruzana de haber cometido la desaparición de Daniel Alberto Vargas y de la joven Jimena Ruiz López.

Se sabe que hasta ahora, no hay acusación formal contra alguna corporación policiaca en Veracruz por esta desaparición, pero en las lonas que fueron colgadas en puente peatonal de importante avenida del puerto jarocho, indican que resultaron víctimas de dos patrullas, una de la Fuerza Civil y otra de la Policía Estatal.

En redes sociales se han comenzado a divulgar los antecedentes de Daniel Alberto Vargas Larrainza, y la historia de política y crimen que se escondía tras su nombre falso.

TOMADO DE:

Desaparece en Veracruz el «Fercho», sicario que usó Felipe Calderón para encarcelar a candidato a gobernador en Quintana Roo

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *