“Mi renuncia está en la mesa”: Capella; ¿Le tomará la palabra señor gobernador?

607 0

Augusto Ortiz

En manos de quién está la seguridad en el municipio de Benito Juárez, es la pregunta que se hacen los ciudadanos; nadie se hace responsable de los hechos ocurridos la noche del 9 de noviembre, cuando a balazos fueron dispersados manifestantes en la Plaza de la Reforma en la ciudad de Cancún.

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Jesús Alberto Capella Ibarra, dijo en entrevista con un medio de la Ciudad de México, que su renuncia está en la mesa. Es tiempo de que el gobernador Carlos Joaquín le tome la palabra.

La renuncia vendría a quitar parte de la presión social que existe, si bien no solucionaría de fondo la situación, es preciso la renuncia de alguien, por lo menos, aunque, si ocurre como dijo el mandatario estatal, que se actuará con toda la energía, el destino de Alberto Capella y otros cuantos debería ser la cárcel, pero eso no va a ocurrir.

¿Hay responsabilidad del Ayuntamiento? Desde luego que la hay, sobre todo por la falta de oficio político, el desconocimiento de protocolos y el desconocimiento de todo de quien es el responsable en materia de la seguridad y la gobernabilidad, la cual recae en el secretario General del Ayuntamiento Isaac Janix.

La responsabilidad de la alcaldesa Mara Lezama, es evidente.

El tema da para análisis desde diversas perspectivas, sobre todo, por las desafortunadas declaraciones de todos y cada uno de los actores políticos municipales y estatales, incluso, por los silencios y las omisiones.

Y qué va suceder con las víctimas, con los reporteros que solamente hacían su trabajo, quienes daban cobertura a los hechos, en qué va terminar, o solamente será un USTED DISCULPE.

En muchos años no recuerdo que alguien haya pisado la cárcel por un error de tal magnitud en hechos similares o peores. Lo que mejor ocurrirá es la renuncia de Jesús Alberto Capella Ibarra, quien vive en un mundo distinto al que día con día los cancunenses tienen que sortear.
No olvidemos a los responsables de que Jesús Alberto Capella esté hoy en el puesto, los honorables diputados que permitieron un cambio en las leyes para que alguien venga de fuera a ocupar el cargo, si, de aquellos que hicieron un traje a la medida.

Aquí hay una cadena de consecuencias, todos advirtieron de una tragedia, pero nadie hacía caso, hoy las circunstancias son diferentes.

Todos los actores políticos dijeron que iban a investigar, y a los pocos minutos los funcionarios municipales (no policiacos) culparon a los estatales, y estos, reviraron, que fueron los municipales.

¿Quién depende de quién? ¿Quién ordenó disparar? ¿Quién debió ordenar el acordonamiento de palacio municipal? ¿Quién debió ordenar el resguardo de los edificios públicos? ¿Quiénes resguardaban la marcha? ¿Quién va a indemnizar a los heridos? ¿En realidad funciona el mando único?

Además, se antoja una serie de preguntas de tipo político, toda vez que se avecina la sucesión del gobierno municipal y estatal, y todos va a querer sacar raja política.

Pero, principalmente, ¿quién le va hacer justicia a Alexis? ¿quién le va hacer justicia a las decenas de mujeres que sufren violencia a diario y a las que han perdido la vida?

De un mero acto de protesta por los feminicidios, no hemos metido en temas políticos, donde se espera una andanada de discursos, como los que ya hemos visto, donde se reparten culpas.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.