Policía rescata un cadáver que el ISSSTE se negaba a entregar

2456 0
*No expidieron el certificado de defunción, al parecer ningún médico quería firmar, hasta que los obligó la Fiscalía.
*La funeraria fue quien avisó a la esposa que el paciente había fallecido y por lo tanto le ofrecían los servicios.
*Directivos del ISSSTE privaron de la libertad a la esposa del finado.

REDACCIÓN

04 de julio de 2020

Chetumal, Q.R.- Una persona prácticamente sana y sin signos de Covid-19 murió en el ISSSTE de Chetumal en circunstancias extrañas, el cuerpo no se le entregó a la esposa del finado porque no había quien firmara el certificado de defunción, fue hasta que se apersonaron elementos de la Policía Ministerial y peritos de la Fiscalía General del Estado, así como el Ministerio Público, que los directivos del hospital accedieron.

La señora Laura “N” esposa del hoy occiso, narró para el noticiero en redes Alto Impacto Noticias, entrevistada por el periodista Erick León, sobre el calvario que vivió más de catorce horas para que le entregaran el cadáver de su esposo, que ingresó por algunas complicaciones, nada grave.

“Mi esposo ingresó el jueves por un dolor en el pecho, el día viernes por la mañana hablé con él por teléfono y se escuchaba bien, solamente tenía oxígeno y no se le practicaron estudios para determinar si era o no un caso Covid-19”.

Del ISSSTE le llamaron a la señora Laura “N” para pedirle que comprara una mascarilla para oxígeno, pero minutos más tarde le volvieron a llamar para decirle que ya no la comprara.

Por parte del personal del ISSSTE Chetumal recibió un trato agresivo, tanto de médicos como personas que al parecer son del área de trabajo Social.

Se responsabiliza prácticamente al médico de apellido Canul; se inició en el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, una carpeta de investigación a petición de la esposa del fallecido, toda vez que el médico del ISSSTE se negaba a entregar el cuerpo, por lo que se solicitó la presencia de la Policía Ministerial y Peritos con el fin de que ayudaran a realizar el rescate del cuerpo y se practicara la necropsia correspondiente.

Al parecer la persona murió a las 6 de la tarde del día 30 de junio, y el cuerpo fue entregado 14 horas posterior.

La esposa del finado, dijo que recibió una llamada telefónica donde se le informó que se apresurara a llegar al Hospital, toda vez que se estaba desconectando los respiradores de los pacientes y entre los que iban a desconectar estaba el de su esposo.

Al llegar al ISSSTE recibió otra llamada donde una funeraria le ofrece los servicios para el cadáver de su esposo, sin embargo, hasta ése momento del hospital no se le había dado a conocer de manera oficial que su esposo había fallecido, los primeros en notificarle la muerte fueron los de la funeraria.

Todavía el martes del mismo hospital se le informó telefónicamente que el paciente se encontraba estable y avanzaba favorablemente su estado de salud, por lo que no hay una explicación sobre las causas de la muerte.

COMUNICADO DEL ISSSSTE

Por otra parte, el ISSSTE las oficinas centrales emitieron el siguiente comunicado, pero se desconoce si son otros casos o uno corresponde al descrito por la señora Laura “N”.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) informa que el Departamento Jurídico de su representación estatal en Quintana Roo presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República, por hechos probablemente constitutivos de delito contra los presuntos implicados en la muerte de dos pacientes de la Clínica Hospital “Chetumal”. En el Instituto no se toleran malas prácticas en la atención médica.

El día 30 de junio del presente año, personal de enfermería explicó al titular de esta unidad médica que el doctor Jorge “N” ordenó que se ministrara cloruro de potasio (KCL) a dos pacientes ingresados con el cuadro y tratamiento de pacientes COVID-19.

Ante estos hechos, se instrumentó un acta circunstanciada donde tres testigos fueron coincidentes en señalar que el doctor fue quien dio esa indicación y, a consideración del personal de enfermería, ese medicamento fue el causante de la muerte de los pacientes.

Se presentó la denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República delegación Chetumal, quien asignó el número de carpeta de investigación FED/QR/CHET/0000481/2020.

El Agente del Ministerio Público Federal deberá determinar si los pacientes fallecidos fueron tratados conforme al protocolo establecido para la atención de pacientes COVID-19, y deslindar las responsabilidades que resulten en caso de que hubiera habido una mala práctica profesional.

El ISSSTE refrenda su compromiso de mantener sus estándares de atención médica y, en caso de existir alguna posible responsabilidad, hacer del conocimiento de la autoridad ministerial cualquier hecho que pudiera ser constitutivo de un delito.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *